Redes

                                                                                                       
Mostrando entradas con la etiqueta APLV. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta APLV. Mostrar todas las entradas

Cómo es una prueba de provocación de alérgenos

jueves, 3 de marzo de 2016

Mucha gente me pregunta cómo ha sido la provocación de leche de la peque. Así que os lo voy a contar. Pero por lo que he podido hablar con otras mamás durante sus provocaciones, es que depende bastante de dónde te lo hagas, y quizá incluso del médico que te lleve. Como todo. Pero supongo que, groso modo, podréis haceros una idea con cómo fue la nuestra.

La provocación con alérgenos es un episodio por el que pasan casi todos los alérgicos a alimentos y medicamentos. Debe realizarse en un entorno de total seguridad porque, aunque se pretende hacerla con suficiente suavidad como para que no se produzca una reacción fuerte, cada cuerpo es un mundo y no se sabe cómo va a reaccionar el enfermo. De ahí la importancia de realizarla en un entorno hospitalario. Desde luego, si yo fuera, no aceptaría realizarla fuera de un hospital.

Nuestra primera provocación

jueves, 25 de febrero de 2016


prueba-provocacion-leche
Las provocaciones con el alimento alérgeno son un paso inevitable en la vida de un alérgico. Hace un par de semanas le tocó a mi peque. La verdad es que estaba muy confiada cuando acudimos a la provocación con el huevo, porque teníamos sospecha de una alergia que, afortunadamente, quedó en nada. Pero allí vi a un peque con APLV no mediada como la mía que se puso malísimo vomitando sin parar a las dos horas de haber ingerido la leche. Y aquella escena minó mi moral. Fue una tontería, y lo sé. Porque lo que le suceda a una persona ¡nada tiene que ver con lo que le suceda a otra! Pero en aquel momento mi mundo happy flower quedó a un lado y empecé a ser consciente de que quizá nuestra provocación no saliera bien.

Así que al final acudí el día de la cita con bastante miedo. Para empezar fue un infierno porque la peque, que no había tomado nunca antes leche directamente, rechazó de pleno el nuevo sabor. A eso le unimos que es de mal comer. Y que la leche la toma de la teta de mamá: no quiere saber nada de biberones. De vasos sí, pero solo para el agua. Vamos, que no había manera de colársela... así que tuvimos que estar a jeringuillazo limpio. No nos quedaba otra. Ella lloraba y yo no quería mirar, porque me sentía la peor madre del mundo haciendo eso. Pero ¿qué opción tenía? Teníamos que salir de dudas de alguna manera porque esta alergia no da la cara ni en piel ni en sangre. 

Galletas de Navidad: Heisesand

jueves, 17 de diciembre de 2015

Seguimos desaparecidos... después del viaje a Munich hemos tenido que visitar bastantes médicos, tanto de la mamá y como de la peque. De ella sospechábamos de una alergia al huevo que se acaba de confirmar. Parece ser bastante leve y aún andamos pendientes de los resultados en sangre para ver qué estrategia llevar. Pero por el momento no va a tomar nada de huevo. Así que andamos de arriba para abajo como locos.

Como ya sabéis, estuvimos de viaje por Alemania. Allí es muy típico hacer un montón de galletas diferentes durante el período de Navidad, las Plätzchen. Algunas de esas galletas llevan muchas especias, pero otras son  realmente muy sencillas.

La receta que os traigo hoy es de las sencillitas, unas plätzchen llamadas Heidesand: pocos ingredientes, rápidas de hacer, y que a mí me han gustado mucho. Durante este viaje fuimos una tarde a hacer galletas a casa de una amiga que lleva viviendo allí ya muchos años (¡cómo pasa el tiempo de rápido!), porque es algo muy típico por esos lares en estas fechas. Ella hace la receta tradicional, sin cambiar ingredientes, claro, y asegura que usando mantequilla quedan unas galletas jugosísimas que se deshacen en la boca. Pero parece ser que este punto lo pierden un poco al emplear margarina, aunque yo las he hecho y me han gustado también mucho.

Roscón de reyes para APLV

domingo, 29 de noviembre de 2015

Lo prometido es deuda. Hoy, la receta de roscón SIN LECHE. Tenéis tiempo para practicar un poco de modo que cuando llegue la Noche de Reyes le tengáis cogido el punto y dejéis a todos con la boca abierta. Os recomiendo leer toda la receta hasta el final para tener en cuenta todo antes de poneros manos  la obra.

La receta original me la pasó mi amiga Paloma. Ella la tenía porque es la receta que viene en un recetario de la Thermomix. Un par de años después de estar haciéndola, descubrí que la web Webos Fritos (que es estupenda), tenía esta misma receta. Lo que os puedo asegurar es que es una receta fácil y que da muy buen resultado. El requisito indispensable es que tengáis tiempo para hacerla. Nada de pretender quitarse el muerto en un par de horas e hincarle el diente. Necesitáis tener por delante todo el día. Esto no quiere decir que vayáis a estar metidos en la cocina 24h, pero sí que el resultado final tarda.

Croquetas sin leche

martes, 17 de noviembre de 2015

Comer me encanta. Así estaba de tan buen ver, hasta que comencé la dieta libre de lácteos, que me hizo adelgazar mucho. He disfrutado siempre comiendo, en particular cosas saldas. ¡Mi perdición! Y una de mis comidas favoritas han sido las croquetas. ¡Manjar de dioses! Pero claro, las croquetas llevan lácteos: leche y mantequilla. ¡Oh dios mío! ¡Qué tragedia!

Asumí que no tomaría unas croquetas de las buenas en mucho tiempo, pero no me resigné a dejarlas caer en el olvido. Así que comencé a probar y las he hecho de dos maneras: con leche de arroz y con caldo.

La pesadilla de una dieta libre de lácteos

martes, 3 de noviembre de 2015


Qué mal se pasa con una dieta estricta sin lácteos, ¿verdad? Y ya no me refiero solo al tema de echar de menos determinados productos, o la lata de tener que estar unas semanas conociendo cada marca para saber qué puedes comprar y qué no... que eso también es duro al principio, aunque he de reconocer que luego me he acostumbrado estupendamente y no echo casi nada de menos, y la compra ya la hago rauda y veloz, salvo cuando quiero probar algún producto nuevo.

Me refiero a la obsesión que puedes llegar a desarrollar respecto al ingerir o no lácteos por error, de modo que puedan dañar a tu bebé. Yo he tenido pesadillas varias veces, de verme abriendo la nevera, hincándole el diente ya no a algo prohibido, sino a esos alimentos que de entrada no pensarías que llevan laćteos o derivados y que luego resulta que sí. Es una pesadilla recurrente, la de tomar algo que no debo por despistada y lanzarme a comer sin pensar...

Bizcocho de calabaza para Halloween apto para APLV

sábado, 31 de octubre de 2015

Desde hace algún tiempo celebro Halloween con unas amigas todos los años. Comenzamos haciéndolo para pasar juntas un buen rato, ya que es una excusa perfecta para disfrazarse. Pero ahora lo seguimos celebrando porque nuestros hijos se lo pasan genial.

Mi amiga vive en una casa baja y la decora que da gusto verla. Los niños de la zona la conocen y no dejan de visitarla cada año, a la casa y captura de caramelos.

Sé que a mucha gente no le gusta celebrarlo porque dice que no es una tradición nuestra. Y no tienen razón porque, sobre todo en el norte de España, se celebra desde antaño el Samahin, de origen celta que viene a ser la misma celebración. Y es que, por esa regla de tres, no deberíamos comer patatas ni chocolate.

Me gustan mis orígenes, estoy orgullosa de ello, pero me gusta conocer otras culturas, sobre todo si me aportan algo bueno. Y Halloween me aporta un buen rato ¡y recetas ricas!

Segundo paso: visita al médico de digestivo

jueves, 22 de octubre de 2015

Como ya os conté, ante la pasividad de nuestro pediatra, decidí llevar a la enana al alergólogo por mi cuenta. Allí le hicieron las pruebas. que salieron negativas, pero concluyeron que podía ser una APLV no mediada, y para ello yo debía de comenzar una dieta sin lácteos con el fin de ver si eso producía una mejoría en la niña o no.

Como los síntomas que presentaba la peque eran básicamente digestivos (cacas líquidas y un aumento de peso ralentizado), decidí llevarla también al médico de digestivo, más que nada pensando en que quizá un médico especializado en digestivo tendría en mente muchas más posibilidades además de las APLV. Y como una es muy inquieta y le gustan las cosas bien claras y bien atadas, decidí que era una manera de descartar algún otro problema.

Así que allá que fuimos y básicamente el diagnóstico fue el mismo. Yo no había contado nada del alergólogo, con el fin de no contaminar su criterio. Esta vez no hizo las pruebas de la alergia, ni nos derivó a que nos las hicieran, pero llegó al mismo diagnóstico. Igualmente nos indicó que yo debía hacer dieta sin lácteos unas 3 semanas y luego reintroducirlo para ver cómo reaccionaba la niña y estar seguros de que el diagnóstico era acertado.

Mousse de chocolate apta para APLV

viernes, 16 de octubre de 2015

¡Aquí está! 

¡¡LA RECETA DE LA MOUSSE DE CHOCOLATE!!

Perdón por la tardanza, pero llevo unas semanas que no paro...

Bueno, como veréis, no es exactamente una mousse porque no lleva claras de huevo, así que esta receta es también apta para los alérgicos al huevo y para los veganos. El único requisito es que te tiene que gustar el coco.

Se hace muy rápido. Lo que sí hay que tener en cuenta es que hay que ser un poco previsor, necesita algo de tiempo. Luego os explico por qué.

Chocolate Plamil apto para APLV

jueves, 15 de octubre de 2015

Hoy os traigo un nuevo chocolate. Se nota que en casa nos gusta mucho, ¿eh?

Su nombre es Plamil. Se trata de una marca británica que tiene gran variedad de chocolates, entre ellos varios que están libres de leche. En Madrid yo lo compro en el Hipercor y no he encontrado variedad, sino que solo he visto el que os muestro a continuación. Pero habrá que seguir investigando.

Es más amargo que el Moo Free que ya os presenté, así que no me gusta para tomar en bocadillo, por ejemplo, que me gusta un pelín más dulce, pero es fantástico para hacer postres, fundido para coberturas, o para echar virutas o pepitas a bollos, bizcochos y postres.

El que yo he comprado tiene el etiquetado en español, pero si lo encontráis en inglés o queréis comprarlo por internet, tenéis que coger aquel en cuya etiqueta ponga dairy free, que quiere decir que no contiene lácteos.

Bizcocho de chocolate apto para APLV

miércoles, 30 de septiembre de 2015

En casa somos fans del chocolate, como ya hemos contado. Nos encanta. De hecho yo no soy nada golosa, pero nada. Ahora, el chocolate que no me lo quiten. Así que tenía que probar a hacer un bizcocho de chocolate que no llevara ningún lácteo. Y lo hice un poco a lo loco, porque no sabía si el sustituir directamente leche de vaca normal por una leche vegetal iba a funcionar, ya que las leches vegetales me parecen más aguadas que la leche entera de vaca. pero bueno, si no se arriesga no se gana. Y probé.

Primer paso: el alergólogo

martes, 22 de septiembre de 2015

Quiero contaros nuestra historia con la APLV, por si alguno aún no tenéis diagnóstico pero os sentís identificados con algo de lo que cuento y os puede servir de ayuda.

Mi hija nació grande, como su hermana, lo que me hizo esperar una comportamiento similar. Típico error de bimadre (detesto esta palabra) primeriza: cada niño, un mundo. Por mucho que sus padres sean los mismos y aparentemente se parezcan mucho.

Imagen original de Giu Vicente
Lo cierto es que al principio crecía y engordaba como una loca: ¡madre mía, 600g en dos semanas! A veces regurgitaba un poco, pero parecía inmadurez del aparato digestivo. Es cierto que en un par de ocasiones tuvo uno vómito explosivo muy raro... incluso un poco amarillo. La pediatra le hizo un seguimiento especial por si estuviera cursando una estenosis pilórica, pero lo cierto es que como no lo volvió a repetir no le dimos mayor importancia.

¿Qué es una alergia y qué no es una alergia?

viernes, 18 de septiembre de 2015

¿Cuándo decimos que hay una alergia? Cuando el organismo reacciona de una manera exagerada mediante el sistema inmunitario frente a una sustancia (también llamada antígeno) que a la mayoría de la población no le supone ningún problema. La alergia puede manifestarse de diferentes maneras, afectando al aparato respiratorio, digestivo, a la piel, a los ojos...

Las alergias más comunes en la infancia son las alergias alimentarias.

El primer punto importante de esta entrada, es que no es lo mismo un alergia que una intolerancia, la cual causa efectos negativos sobre tu organismo, como por ejemplo diarreas, pero que no provoca una respuesta del sistema inmune. Las intolerancias suelen producirse por déficits enzimáticos que impiden que el organismo metabolice los alimentos de la manera adecuada.

Galletas de avena y manzana aptas para APLV

martes, 15 de septiembre de 2015

Mi hija mayor ha comenzado el colegio este año. Cada día de la semana tiene que llevar un tentempié diferente siguiendo unas pautas. La finalidad es que los niños tomen cosas sanas, es decir, que no lleven todos los días bollería industrial. Pero en su deseo de ayudar no lo han hecho muy correctamente ya que nos piden que llevemos un día yogur de beber, otro galletas, otro zumo de brick... y solo un día fruta. El caso es que me parecen alimentos que llevan, entre otras cosas, una cantidad de azúcares increíble. Así que me he tenido que buscar la vida y llevar alternativas elaboradas en casa.

Hoy tocaba llevar galletas, así que ayer me puse manos a la obra. No quería llevar las típicas, sino unas que llevaran algo más saludable. Y después de navegar por internet un rato y coger ideas de allí y de allá, opté por unas galletas de avena y manzana, aptas para una dieta libre de lácteos, de modo que yo también las pudiera comer.

Chocolate Moo Free apto APLV

jueves, 10 de septiembre de 2015


Creo que una de las cosas que más les gusta a los niños es el chocolate, y una de las primeras que quedan prohibidas cuando se diagnostica la APLV. Hay varios chocolates que puede ser tomados por niños APLV o por madres de niños lactantes. Uno de los que más me gusta es sin duda Moo Free, una casa británica, porque tiene mucha variedad. Yo los he encontrado en Carrefour e Hipercor. Están elaborados con leche de arroz y son productos veganos, de modo que nos aseguramos de que no tiene nada de origen animal, en particular de la vaca y su leche.

Las variedades que yo he visto son la original, la alternativa al chocolate con leche, de plátano, de arándanos y avellanas y de avellanas caramelizadas.


Nuestra historia con la APLV

domingo, 6 de septiembre de 2015

Somos una familia de 4, por ahora. Dos peques, papá y mamá. A día de hoy, en que empezamos este nuevo blog, la mayor tiene 3 años y medio, y la peque casi 7 meses.

Con la mayor todo fue muy fácil. Nunca tuvo ningún problema, enfermedad o complicación. Pero parace que a la pobre peque le han tocado varias cosas juntas. Al comienzo todo fue sobre ruedas: la lactancia que con la mayor nos dio algún que otro quebradero de cabeza, fue establecida en esta ocasión con mucha facilidad. En parte porque hacía tan solo 4 meses que la mayor había dejado de mamar, y además porque de tanto pegarme con todo y todos para que la lactancia anterior fuera exitosa, aprendí mucho sobre este tema, lo que hizo que todo saliera de una manera más rodada.

Y los casi 3 primeros meses fueron coser y cantar. Algún vómito y alguna regurgitación que no impedían que la peque cogiera peso a un ritmo a veces desorbitado (llegó a coger 600g en dos semanas) y que creciera contenta y feliz.

Complétamente out y angustia de separación.

miércoles, 15 de julio de 2015

Hace bastante que no escribo nada, pero es que todo el tiempo se me va en mis peques y mi mente está centrada en averiguar qué le ocurre a mi bebé. Aunque se la ve estupenda, lo cierto es que no está cogiendo peso como debiera y estamos con la mosca detrás de la oreja. Todo a punta a una alergia a la proteína de la leche de vaca (APLV), pero aún estamos en ello. Espero salir de dudas en los próximos días. Ya hemos ido al alergólogo y queda descartada una APLV mediada por IgE pero podría ser una no mediada. Ahí estoy con una dieta sin lácteos (con lo que me gustan a mí los quesos). Y a ver qué pasa, porque solo queda el método ensayo-error: si la enana mejora, habremos dado con la solución. Si no, habrá que seguir buscando. Pero a pesar de esto iremos al digestivo en los próximos días, porque me quedo más tranquila si la ve un médico que abarca un campo un poco más amplio. Ya que estamos...

Y dados los calores, las fechas que son ya, que en agosto me reincorporo al trabajo... pues creo que hasta septiembre no volveré a asomar la cabeza por aquí. Quizá esporádicamente, no sé. Pero no voy a estar dedicada al blog, en el sentido de que no voy a estar pensando en qué cosas nuevas contar, en si esto o lo otro sería interesante compartirlo... Necesito centrarme en la enana y en poder dejar todo bien atado para mi vuelta al mundo laboral, que dicho sea de paso, me está costando mil veces más que con la mayor.