Redes

                                                                                                       

Taller de ilustración con Martutxa Casares

viernes, 25 de noviembre de 2016

taller, acuarela, martutxa, casares
Hoy os hablo brevemente de una ilustradora. Ya sabéis que tengo devoción por los dibujos, y es que hay mucho talento suelto por este mundo. Y es que el jueves 17 de noviembre tuvimos la oportunidad de asistir a un taller para celebrar el día Universal de la infancia, organizado por la cadena de hoteles Petit Palace (gracias al personal del hotel y de Coonic, que fueron encantadores y cariñosísimos con los niños). La idea era que los peques desarrollaran su creatividad a la vez que se trabajaban nuevos valores femeninos y masculinos para romper con los estereotipos que tenemos establecidos clásicamente en nuestra sociedad, mientras la ilustradora Martutxa Casares les iba contando truquillos y técnicas para trabajar la acuarela. La sala en la que se celebraba el taller estaba decorada con ilustraciones suyas de personajes clásicos de cuentos, pero reinterpretados a su manera, y la verdad es que transmitían una imagen fuerte, no la típica fragilidad a la que nos tienen acostumbrados ciertos dibujos animados cuando hablamos de princesas... Os invito a que le echéis un ojo a su web o su facebook, porque personalmente creo que tiene láminas muy interesantes.

ilustraciones, martutxa, casae¡res

Martutxa es considerada como una nueva promesa de la ilustración española, y le deseo que pronto deje de ser promesa y parte a ser figura indispensable de nuestros artistas patrios. Es titulada en ilustración, publicidad y diseño gráfico, y trabajó previamente en una empresa de organización de eventos, que dejó  para dedicarse a dar talleres de creatividad y de cuentos para niños, y a realizar trabajo de decoración de interiores. Y por lo que he podido ver, creo que tomó una decisión muy acertada porque realmente vale para esto.

taller, acuarela, martutxa, casaresCon un cuaderno en blanco con muchas hojas y una paleta de acuarelas, los peques se pusieron manos a la obra: acuarelas, pompones, purpurina... mientras daban buena cuenta de la merienda. Mollete aprendió cómo hacer los coloretes de las niñas de la mejor manera, no empapando el color rojo de agua de las acuarelas, sino poniendo agua en el papel y luego disolviendo ahí un poquito de pintura roja... no, si está claro que cada cosa tiene su técnica. Lo único malo fue que le pegó pompones tan grandes que luego no hubo manera de cerrar el cuaderno para llevarlo a casa y el viaje de vuelta tuvo que ser muy cuidadoso. Pero por lo demás pasamos una tarde estupenda, pudimos conoce el trabajo de Martutxa, reencontrarnos con viejas amigas, y oye, aprendimos algún truquillo para pintar con acuarelas.

No hay comentarios:

Estaré encantada de que dejes tus opiniones y poder charlar un rato ;)